Madrid, insólito

Hoy, Madrid ha sido escenario de un acontecimiento ya olvidado. De nuevo han paseado por sus calles y ante la mirada sorprendida de sus monumentos, los rebaños de ovejas y bueyes que han reivindicado su viejo camino, la antigua cañada que atraviesa la capital de España, reivindicando lo que siempre fue suyo.

Hasta Cibeles se ha quedado de piedra ante lo que bajaba desde la calle Alcalá y la rodeaba para subir el paseo de la Castellana.

Por un día, Madrid ha recordado lo que fue. Y lloró de emoción.

Anuncios

Un comentario sobre “Madrid, insólito

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: