Cuenca panorámica

Dicen que Cuenca es única. Algo que no dudamos cuando recorremos sus calles o la observamos desde los diferentes miradores. El agua y el viento han tallado la piedra y han creado mágicas composiciones que juegan con nuestros sentidos. Su capital nos muestra hasta que punto la ley de la gravedad se desafía hasta el punto de maravillarnos por su caótica arquitectura, donde las iglesias, los palacios, los  conventos y las casas parecen haber sido colocadas de manera caprichosa, sin tener en cuenta las leyes de la arquitectura ni de la lógica.

Desde el punto más alto de la ciudad podemos contemplar la Hoz del río Huécar. Cuenca se asoma al abismo jugando con el vértigo y las formas.

El viejo puente de hierro nos permite cruzar al otro lado de la hoz. Vemos las famosas Casas Colgadas, aúnque nos preguntamos que es lo que no está colgado al otro lado de nuestro horizonte. Dicen que esas Casas Colgadas, o Colgantes como dicen algunos, o Casas Voladas,  fueron residencia de verano de los reyes, que buscaban tal vez otras emociones alejados de los palacios. Lo cierto es que Cuenca es una ciudad encantada, donde podemos ver osos, cocodrilos y dragones de piedra, el Cuervo se precipita en el abismo y el agua se pinta de mil colores. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: