Contrastes

España es un país de contrastes. Su geografía esconde maravillas, a veces desconocidas, que esperan que un día las descubramos. Pequeños pueblos situados en lugares donde el tiempo ha conservado sus patrimonio natural e histórico. Junto a ellos, grandes metrópolis donde el tiempo ha modificado su primitivo emplazamiento y la han convertido en símbolos de la masificación.

Alcalá del Júcar (Albacete)

Dos ejemplos de lo primero lo constituyen dos pueblos que se conservan a salvo de lo segundo: Alcalá del Júcar, en la provincia de Albacete, y Castell de Guadalest, en Alicante.

Castell de Guadalest

El gran ejemplo de lo segundo lo constituye la población de Benidorm. Su “skyline” es perfectamente identificable allá donde lo veamos. El “Manhatan” del Mediterráneo atrae a millones de personas cada años en busca de su clima y sus aglomeraciones.

¿A dónde vamos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: