Roma, la eterna

Fontana di Trevi

Roma, la eterna. La cuna de una civilización. El origen de una religión. Hoy, destino obligado. Sus plazas, sus calles muestran los lugares en los que nuestra civilización se desarrolló. En cada piedra está consignado nuestro ADN cultural. Más de 2000 años nos contemplan en muchos de sus monumentos, de sus restos. De aquellos que aún se mantienen de pie. Que se han negado a caer por el paso del tiempo y de aquellos que nos han considerado guardar un legado imprescindible para entender lo que somos.

Castel y puente de Sant Angelo junto al río Tiber

La hipérbole cobra vida en una ciudad milenaria en la que nos resulta imposible elegir entre sus monumentos cual es el que más nos gusta. El hombre ha llegado a sus más altos índices y niveles de pensamiento y de creación en Roma.

Todos los caminos conducen a Roma. Ahora sabemos por qué.

Anuncios

3 comentarios sobre “Roma, la eterna

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: