Avila, la noble

Es tal vez la ciudad de Ávila la que conserva mejor su casco histórico medieval. Tal vez porque la muralla que la rodea, iniciada en el año 1090, la ha protegido desde hace más de mil años del expolio que han sufrido otras ciudades. Una muralla de poco más de 2500 metros y que constituye el principal símbolo de una ciudad tan noble que cada rey le concedía un título honorífico distinto. “Avila del Rey” fue nombrada por el rey Alfonso VII; “Avila de los Leales”, por Alfonso VIII; “Avila de los Caballeros”, por Alfonso XI. Hoy, en su escudo herádico figura los tres títulos reales.  Desde el mirador de “los Cuatro Postes” se contempla toda la ciudad con su imponente muralla.

Según la tradición desde este lugar donde, siendo niños, Teresa de Jesús y su hermano Rodrigo fueron detenidos por su tío cuando se disponían a viajar a tierras musulmanas para luchar en favor de los menesterosos, aúnque eso les cueste la vida, y donde la santa, quitándose las sandalias, pronunció la famosa frase “De Ávila, ni el polvo”.

Anuncios

Un comentario sobre “Avila, la noble

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: