El misterio de la Quinta de La Regaleira

La primera impresión que se tiene al atravesar la verja de entrada y mirar hacia el palacio que se levanta a nuestra derecha es la de encontrarse con esas mansiones de películas góticas que encierran dentro personajes siniestros que amenazan la integridad de los protagonistas. Parece el decorado de alguna película de Roger Corman sobre alguna narración de Edgar Allan Poe. Hay algo de irrealidad en todo esto, como un decorado cinematográfico. Pero la realidad es que estoy aquí. En Sintra. En la Quinta de la Regaleira. La enigmática Sintra se encuentra en la llamada sierra de Sintra, un vergel que se adentra en el Atlántico a través del cabo de Roca, formado por la nariz de la Península Ibérica, y por extensión de Europa, en el extremo occidental del continente. El lugar parece inspirado en un cuento de hadas, en el que los castillos, palacios y mansiones se encuentran desperdigados por la montaña. Fueron los celtas los que le dieron el nombre de monte de la Luna al monte que se levanta a nuestra mirada. Un lugar donde emanan propiedades telúricas, un aura espiritual que el hombre ha percibido desde la misma prehistoria, cuando se realizaban cultos a la luna, de ahí su nombre. Un lugar que ha fascinado a muchos escritores y músicos, que han encontrado aquí la inspiración necesaria para algunas de sus obras. Luís de Camoens, Eca de Queiros, Gil Vicente, Almeida Garret, Richard Strauss, entre otros, sin olvidar a Lord Byron, quien definió a Sintra como “glorioso Edén”. Todos ellos con un a característica común: ser masones y amigos de lo oculto, además de su afición a las bellas artes. Arriba de la montaña se levanta otra construcción curiosa, pero espectacularmente cautivadora: el Palacio de la Peña (da Pena), toda una auténtica y singular maravilla que exhibe altiva una auténtica amalgama de colores que nos recuerda a los palacios de las hadas y los dragones de los cuentos infantiles. Todo Sintra es un pueblo que parece emergido de un cuento de hadas. Cuentan que en sus sierras habitaron los celtas y que entre los árboles más antiguos se llevaron a cabo ceremonias druídicas que llenaron los parajes de magia y de supersticiones. Los montes de Sintra han sido descritos como fuentes de energías telúricas que te arrastran a los orígenes de la Madre Tierra. Es una villa plagada de misterios, de leyendas, de supersticiones y de historias relacionadas con la masonería, la alquimia y la Rosa Cruz, lo que ha atraído a muchos aficionados al ocultismo y a las órdenes místicas. Un buen lugar para dejar las riendas sueltas a las supersticiones. Sus edificios parecen haber sido sacados de relatos misteriosos. Porque, vamos a ver: ¿a quién se le ocurre construir dos enormes chimeneas en un palacio presidencial. Se construyeron obligados por la necesidad o por algún oscuro secreto. ¿Qué simbolismo esconden dichas chimeneas? El escenario idóneo de todas esas supersticiones es este palacio que ahora asoma por encima de las flores. Un palacio gris, de elevadas agujas. Quien sabe que secretos guarda entre sus paredes…… (Leer Reportaje completo en Artículos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s