Oxígeno

 

consuegra1

La naturaleza nos ofrece siempre el escenario adecuado para mostrarse en toda su plenitud, por encima de las transformaciones urbanas que ha realizado el hombre a través de la historia. La fotografía de arriba, el conocido Cerro Calderico en Consuegra, muestra el efecto de las nubes altas y su contraste con el blanco y ocre del paisaje. Aquellos gigantes que don Quijote solo vio en su imaginación y que agitaban sus brazos amenazadores, son los recios molinos que un día aprovecharon aquellas nubes y aquel viento para alimentar al hombre. Hoy los tiempos han cambiado, pero los elementos siguen siendo los mismos.

pinto2

En contraste con el paisaje rural de Consuegra, contemplamos el paisaje urbano de Pinto. Aquí predomina el gris plomizo de la atmósfera y los edificios que componen el medio. Pero también la naturaleza juega con los elementos y enciende el arco iris, que se muestra en toda su dimensión. Esa naturaleza que nos recuerda que ella siempre está por encima de la mano del hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: