Candelario, donde se atan los perros con longaniza

candelario6_tonemapped

En Candelario llegaron a existir hasta cien fábricas dedicadas a la fabricación de embutidos. De entre todas ellas destacaba la fábrica de la ya mencionada familia Rico, cuyo fundador, Raimundo Rico, el de la anécdota, fue inmortalizado en el cuadro de Francisco Bayeu, llamado “El choricero”, que hoy podemos contemplar en el Museo del Prado, llamado Tío Rico. Su fábrica daba trabajo a decenas de mujeres del pueblo y la comarca. En efecto, el esplendor económico, que llegó hasta la década de los años 20 del siglo XX, fue tal que aquí se acuñó la famosa frase de “atar los perros con longaniza”. Y en es que en Candelario, en efecto, se “ataban los perros con longaniza”.

https://marcopolito56.wordpress.com/historia/candelario-donde-se-atan-a-los-perros-con-longaniza/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: