La Ermita de San Isidro

Retablo del Altar Mayor. Foto: J.A.Padilla

Era 1528 cuando la emperatriz Isabel de Portugal, esposa de Carlos I ordena la construcción de una ermita en el lugar donde manaba un manantial del cual brotaba agua milagrosa. Tan milagrosa que había sanado a su hijo, el príncipe Felipe, futuro rey Felipe II de unas fiebres. Aquella ermita primitiva fue reedificada en el año 1725  y que hoy podemos contemplar en el llamado Paseo de la Ermita, al final del Paseo 15 de Mayo, un lugar inmortalizado por Goya, ya que en las inmediaciones de la ermita se celebraba, y sigue celebrándose, la romería de San Isidro. El retablo mayor representa un relieve de San Isidro haciendo el milagro de la fuente. Junto a él se encuentra su amo Juan de Vargas arrodillado. Junto al retablo se encuentran las tallas en madera de San Isidro y Santa María de la Cabeza. Al lado de la ermita se encuentra la fuente por la que mana, cada 15 de mayo, el agua procedente del manantial.

https://marcopolito56.wordpress.com/historia/la-ermita-de-san-isidro/

 

Anuncios