Los tapices del Alcázar de Sevilla

El 2 de marzo de 1535, el emperador Carlos V embarca en Barcelona con destino a Túnez capitaneando la flota española para enfrentarse a Barbarroja. El emperador formaba parte de esta expedición a pesar de que sus ministros le habían recomendado que no fuera él en persona, considerado un acto de heroicidad innecesario. En realidad, a los cortesanos tampoco les apetecía tener que abandonar la corte para ir a la guerra. Pero el emperador era un hombre muy seguro de si mismo y convencido de que él mismo tenía que acudir a aquella guerra cuyo objetivo era recuperar la influencia de la Monarquía Hispánica que ahora intentaba amenazar el caudillo otomano al conquistar Túnez.

El 14 de junio las naves imperiales pondrán sitio al puerto de La Goleta, puerta de entrada al puerto de Túnez, la cual caerá tras 28 días de combates, el 14 de julio de 1535. Desde allí se dirigirán a Túnez, que cae el 21 de julio, gracias a los más de cinco mil cautivos cristianos que se encontraban en la alcazaba. Carlos I entra victorioso en la ciudad a la cabeza de los tercios, mientras Barbarroja se ve obligado a huir. Según las crónicas, el propio emperador Carlos I luchó en primera línea, desafiando el peligro de la batalla y su victoria fue celebrada en todos sus reinos.

Evidentemente, el Emperador aprovechó aquella victoria para su gloria. Entre los que le acompañaron a Túnez se encontraba el pintor flamenco Juan Vermeyen, con la misión de inmortalizar aquel acontecimiento. Este pintor fue realizando apuntes al natural que posteriormente le servirían para realizar los cartones de los tapices. Los paños se realizaron en el más prestigioso taller de Bruselas, el de Willem de Pannemaker por encargo de María de Hungría, hermana de Carlos en 1546. Todos ellos describirán, con gran lujo de detalle la conquista de Carlos I de Túnez en 1535, que hoy pueden contemplarse en el Alcázar de Sevilla. Esta colección podemos admirar en la llamada Sala de Tapices, ubicada frente al Patio del Crucero, que se reconstruyó después del terremoto de Lisboa de 1755:

sevilla98

sevilla103

tapiz1

tapiz3

sevilla101

https://marcopolito56.wordpress.com/pueblos-con-encanto/los-tapices-del-alcazar-de-sevilla/

 

 

Tranvías de Lisboa

IMG_6913

Lisboa, la ciudad de las siete colinas, una circunstancia que exige un gran esfuerzo a todo aquel que la visita. Una ciudad que merece la pena recorrerse a pie, descubriendo y disfrutando de los rincones que iremos descubriendo a nuestro paso. Es, sin embargo, un esfuerzo apreciable por la cantidad de cuestas que deberemos superar. Claro, que eso también nos permite visitar muchos comercios tradicionales que iremos encontrando. Luego, tenemos la otra opción, que tal vez debe ser la primera opción: utilizar el tranvía o, como dicen los lisboetas, el eléctrico.

https://marcopolito56.wordpress.com/pueblos-con-encanto/los-tranvias-de-lisboa/

Madrid y Salamanca: Plazas Mayores

Plaza Mayor de Madrid
Plaza Myor de Madrid

Sin duda alguna, Madrid y Salamanca poseen las dos plazas mayores más monumentales y extraordinarias, no solamente de España, sino de Europa. Con unos estilos totalmente diferentes, herreriano; la madrileña y churrigueresco, la salmantina, no es posible hacer un paragón entre cuál de las dos es más bonita. En todo caso, como ocurre siempre en estos casos, todo lo más que podemos elegir es cuál de las dos nos gusta más. En este artículo publicamos varias fotografías sobre ambas y la historia de su construcción. Luego, que cada uno elija. Si es que puede.

Plaza Mayor de Salamanca
Plaza Mayor de Salamanca

https://marcopolito56.wordpress.com/pueblos-con-encanto/madrid-y-salamanca-plazas-mayores/

 

 

 

El pétreo silencio de los Toros de Guisando

IMG_5666_tonemapped

La pétrea hilera de los cuatro “verracos” encierra en su silencio sus secretos sobre su origen, su fin y su destino. Son más de tres mil años los que aguardan estas moles inmóviles, encerrados en un singular establo. Son los Toros de Guisando. Sobre su origen, sin embargo, se conoce que fueron los vetones, un pueblo prerromano que practicó de origen cético que habitaron entre los ríos Duero y Tajo de la Península Ibérica a partir del siglo V a.C. Sus asentamientos más importantes los tuvieron en la provincia de Ávila, a la que los romanos llamaron Abula, que significa ciudad de los vetones. Estos vivían en castros amurallados ubicados en zonas estratégicas protegidos siempre por las montañas y juntos a los ríos. Sus construcciones eran en piedra, de una sola planta y techos de madera o ramas. Era un pueblo guerrero, aunque dedicado a la ganadería y al cultivo de cereales y poseían un fuerte carácter religioso asociado a la naturaleza, en el que no faltaba la adoración al sol, a la luna y a los animales. En sus ritos funerarios, incineraban a sus muertos y los enterraban en sus necrópolis con objetos como vasijas, armas, u otros objetos vinculados con la vida del difunto.

https://marcopolito56.wordpress.com/2015/08/03/el-petreo-silencio-de-los-toros-de-guisando/

 

 

PAISAJES DE LA HISTORIA

¿Conocemos nuestra propia historia? ¿Sabemos como se produjeron los principales acontecimientos de la historia de España? Esta sección pretende describir muchos aspectos de aquellos capítulos de nuestra historia que sirvieron para labrar el futuro de España. Conociéndolos podemos entender muchas claves y encontrar muchas respuestas a los que vivimos en la actualidad. Cada capítulo mostrará, como un paisaje, las pinceladas de cada acontecimiento. Con la inclusión de grabados, para un mejor conocimiento de los personajes y de las escenas descritas.

IMG_5841_tonemapped
Monasterio de El Escorial

 

 

La leyenda de San Pedro del Barco

Puente románico de El Barco de Avila
Puente románico de El Barco de Avila

La vieja mula, pese a tener los ojos vendados, caminaba con rumbo fijo. Llevaba ya tres días de camino. Tres días en los que no había probado comida ni bebida alguna. Como si la providencia guiara su desconocido camino. La comitiva caminaba junto a ellas. Cada vez más numerosa, había partido desde la localidad de Barco de Ávila, lugar de nacimiento del finado que transportaba la vieja mula y ahora se encontraba frente a la muralla de Ávila.

Y según avanzaba en su interminable camino, cada vez más gente se sumaba a la marcha. Todos se santiguaban a paso del cadáver de aquel hombre, que el tiempo convertirá en santo. Su nombre, Pedro. Su apellido, como no, del Barco. De su pueblo natal.

https://marcopolito56.wordpress.com/leyendas/san-pedro-del-barco/

 

 

ESTAMPAS DE MADRID

Plaza de la Independencia y Puerta de Alcalá
Plaza de la Independencia y Puerta de Alcalá

En este blog inauguramos hoy una nueva sección dedicada a lugares monumentales de Madrid. Muchas de las fotografía están realizadas en sistema HDR para realzar su luz. El formato panorámico sirve para contemplar y admirar en toda su plenitud los lugares fotografiados. Todas las fotografías han sido realizadas por Juan A. Padilla y la cámara es una Canon 7D con diferentes objetivos. Para la realización de la panorámicas se ha utilizado el programa Panorama Maker 6.

https://marcopolito56.wordpress.com/estampas-de-madrid/

 

Candelario, donde se atan los perros con longaniza

candelario6_tonemapped

En Candelario llegaron a existir hasta cien fábricas dedicadas a la fabricación de embutidos. De entre todas ellas destacaba la fábrica de la ya mencionada familia Rico, cuyo fundador, Raimundo Rico, el de la anécdota, fue inmortalizado en el cuadro de Francisco Bayeu, llamado “El choricero”, que hoy podemos contemplar en el Museo del Prado, llamado Tío Rico. Su fábrica daba trabajo a decenas de mujeres del pueblo y la comarca. En efecto, el esplendor económico, que llegó hasta la década de los años 20 del siglo XX, fue tal que aquí se acuñó la famosa frase de “atar los perros con longaniza”. Y en es que en Candelario, en efecto, se “ataban los perros con longaniza”.

https://marcopolito56.wordpress.com/historia/candelario-donde-se-atan-a-los-perros-con-longaniza/

 

El reinado de las sombras

reinado

El nuevo libro de Juan Antonio Padilla. Una obra que cuenta los acontecimientos vividos en España durante los reinados de Carlos IV, Fernando VII, José Bonaparte y el regreso de Fernando. Unos acontecimientos analizados desde la óptica de algunos de los protagonistas de aquella época, como el cura Merino, Goya y Godoy. Para leerlo pulsa sobre el enlace:

elreinadodelassombras

Blog de WordPress.com.

Subir ↑