Madrid y Salamanca: Plazas Mayores

Plaza Myor de Madrid
Plaza Myor de Madrid

Sin duda alguna, Madrid y Salamanca poseen las dos plazas mayores más monumentales y extraordinarias, no solamente de España, sino de Europa. Con unos estilos totalmente diferentes, herreriano; la madrileña y churrigueresco, la salmantina, no es posible hacer un paragón entre cuál de las dos es más bonita. En todo caso, como ocurre siempre en estos casos, todo lo más que podemos elegir es cuál de las dos nos gusta más. En este artículo publicamos varias fotografías sobre ambas y la historia de su construcción. Luego, que cada uno elija. Si es que puede.

Plaza Mayor de Salamanca
Plaza Mayor de Salamanca

La construcción de la Plaza Mayor madrileña supuso el inicio de la transformación urbanística de la capital de España, cuya trama urbana estaba formada por estrechas calles y pasadizos que podemos observar en el Madrid de los Austrias. La nueva plaza se construiría sobre la antigua Plaza del Arrabal, donde se encontraba el mercado de la villa a finales del siglo XV, momento en el que Felipe II traslada la capital desde Toledo. Así, en 1617 el rey Felipe III encarga al arquitecto Juan de Herrera y Juan Gómez de Mora la transformación de este lugar, que se convertirá en el centro neurálgico de la villa, el lugar donde se llevarán a cabo gran castidad de actos y festejos, como corridas de toros, beatificaciones, coronaciones y también algún auto de fe.

Plaza Mayor original. Museo de la Ciudad
Plaza Mayor original. Museo de la Ciudad

El modelo que se tomará en cuenta para la construcción de la plaza será la existente Casa de la Panadería, construida a finales del siglo XVI, como Tahona Principal de la Villa, cuya función original era fijar el precio del pan. La tahona ocupaba la parte baja del edifico y los balcones eran utilizados por los reyes para contemplar los espectáculos. Posteriormente, en este edificio estuvo situada la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Academia de la Historia. En este edificio sobresale la decoración de la fachada, formada por unas pinturas murales, obra de Carlos Franco, en la que se distinguen figuras mitológicas relacionadas con la historia de Madrid, como la diosa Cibeles. La plaza, sin embargo, ha sufrido varios incendios que han cambiado la fisionomía de la plaza en varias ocasiones. El más devastador fue el de 1790, que destruyó toda la plaza, siendo rehabilitada por el arquitecto Juan de Villanueva, quien redujo a dos alturas las fachadas, cerró la plaza en sus esquinas y levantó nueve arcos de acceso, siendo el más conocido el de Cuchilleros, cuya escalinata salva un profundo desnivel, cuyo nombre se debe a que aquí se ubicaban los talleres de cuchilleros que proveían de instrumental a los carniceros de la Plaza Mayor, donde se encuentra la Casa de la Carnicería, en el lado opuesto a la Casa de la Panadería, que fue el depósito general de carnes.

IMG_0811

En el centro de la plaza se encuentra situada la estatua ecuestre de Felipe III, diseñada por Juan de Bolonia (Giambologna) y terminada por Pietro Tacca en 1616, y que fue colocada aquí por la reina Isabel II en 1848, de su emplazamiento original, a la entrada de la Casa de Campo. La plaza mide 129 metros de largo por 94 metros de ancho y está rodeada por soportales y edificios de tres plantas.

IMG_0841

 

La Plaza Mayor de Salamanca fue construida en el siglo XVIII por el arquitecto Alberto Churriguera, hermano de José y de Joaquín Churriguera, por lo que representa un magnífico ejemplo del estilo churriguerismo, caracterizado por su abundancia de adornos y decoración. Se construye el lado este, a partir de 1719 incluyendo el Pabellón Real y el lado sur. Tardando este lado 14 años en construirse.

salamanca40_tonemapped

La Plaza Mayor posee 88 arcos de medio punto, en cuyas albanegas (espacio triangular curvilíneo que queda entre el arco y la moldura) están labrados los famosos medallones, representativos de personajes unidos a la historia de la ciudad, y con cuatro fachadas de tres pisos de altura cada una, y con diferentes longitudes, En el centro de la fachada, la orientada hacia el norte, se levanta el edificio que actualmente alberga el Ayuntamiento de Salamanca, sobre el cual se erige una espadaña con tres campanas y cuatro esculturas alegóricas de la Industria, la Agricultura, la Música y la Poesía. La Plaza Mayor ha sido espectadora de los más variados usos desde partidas de Ajedrez, a espectáculos taurinos, y sus antiguos jardines. Se da una circunstancia curiosa en esta plaza: durante los años de la mitad del siglo XX, la plaza Mayor era un punto de reunión de los jóvenes siendo característico que las mujeres paseaban en un sentido y los hombres al contrario, así a cada vuelta se miraban.

salamanca30_tonemapped

La plaza no es un cuadrado perfecto y ninguna de sus fachadas mide lo mismo., la fachada del Ayuntamiento mide 82,60 m, la fachada del pabellón Real 80,60 m, la fachada oeste mide 81,60 m y en la última mide 75,69 m. La plaza tiene tres pisos de altura salvo en el pabellón de las Casas Consistoriales, en el que tiene dos. Miguel de Unamuno, asiduo tertuliano en el Café Novelty, dijo sobre ella: “Es un cuadrilátero. Irregular, pero asombrosamente armónico”.

IMG_6335

Junto a la Iglesia de San Martín existía una puerta, llamada Puerta de Sol, que cerraba la muralla y daba a un espacio abierto, llamado Plaza de San Martín, donde tenía lugar el mercado, fiestas, etc. Esta primitiva plaza era mucho más brande que la actual plaza. En 1724 se comienza a construir una plaza copiando el estilo de la plaza de Madrid, aúnuee de un estilo muy diferente, trasladándose a ella el Ayuntamiento. Esta plaza mejorará la estética de la madrileña, tanto por el material empleado, de piedra de Villamayor con su color dorado característico, como por sus proporciones, más armoniosas, además ser completamente cerrada. Hay que tener en cuenta, que por entonces la de Madrid tenía dos plantas más y no estaba del todo cerrada. Sería tras el incendio de 1790, que se produjo treinta años después de terminada la de Salamanca), cuando Juan de Villanueva, la remodeló, suprimiendo los dos pisos, mejorando sus proporciones, y cerrando las esquinas con arcos para la entrada de las calles, similar a la de Salamanca.

 

Anuncios