Ubeda

Úbeda es conocida como “la ciudad de los cerros”, de la que procede su famosa leyenda. Está enclavada en la comarca jienense de La Loma, en el valle del Guadalquivir, frente a Sierra Mágina, cuyo patrimonio monumental nos demuestra  su esplendor antiguo. La leyenda dice que Úbeda fue fundada por Tubal, un descendiente de Noé y considerado el primer habitante de la Península Ibérica. Los primeros asentamientos en Úbeda se remontan a la Edad del Cobre, en el actual Cerro del Alcázar de hace seis mil años de antigüedad lo que convierte a  Úbeda en la “ciudad más vieja de Europa occidental”.

La ciudad alcanzará importancia con la llegada de los árabes, en tiempos del rey Abderramán II, quien la bautiza con el nombre de  Ubbada o Ubbadat Al-Arab (Úbeda “de los árabes”), con la intención de controlar desde aquí a los revueltos mozárabes de Baeza. Como ciudad musulmana, se rodeó de más murallas defensivas y se convirtió en una de las ciudades de mayor importancia de Al- Andalus, debido a su artesanía y comercio. Así llegó a convertirse en un rico e importante bastión. El periodo de máximo esplendor, que vivió Ubeda, fue durante el reinado de Carlos V y en el de su hijo Felipe II, ya que Francisco de los Cobos tuvo mucha influencia sobre ellos. Consiguió que su familia y su pueblo recibieran muchos favores. Las familias aristocráticas de Úbeda imitaron el estilo renacentista italiano y encargaron sus palacios y casas al   arquitecto y humanista Andrés de Vandelvira. Por ese motivo, existen tantos palacetes y casas señoriales de este arquitecto en Ubeda.

 

La importancia de la ciudad lo demuestra el hecho de que Úbeda cuente en la actualidad con nueve edificios declarados Monumento Nacional, y diecinueve declarados Bien de Interés Cultural.

El centro neurálgico y monumental de Úbeda lo constituye la Plaza Vázquez de Molina, el corazón  de Úbeda, que conforma un modelo de urbanismo y planificación inéditos en España hasta entonces. En esta plaza podemos admirar los siguientes monumentos:

La Sagrada Capilla del Salvador, la cual preside la plaza y es sin duda el monumento más representativo de toda la ciudad. La lonja delante de la Sagrada Capilla es, sin duda, uno de los espacios más simbólicos de la ciudad, adoptando la función de teatro sacro, que tenía su proscenio en el atrio del templo y la escena en el retablo litográfico de la portada. La Capilla se construyó como panteón de Francisco de los Cobos, es una obra maestra de Diego de Siloé, ejecutada por Andrés de Vandelvira a quien se debe enteramente la Sacristía. El resultado es una Iglesia que está a la altura de la mejor arquitectura italiana del Renacimiento.

 

La Real Colegiata de Santa María la Mayor de los Reales Alcázares, emblemática Iglesia Mayor. construida tras la conquista de la ciudad en 1233 por el rey cristiano Fernando III el Santo, sobre la antigua mezquita  transformada al culto católico bajo la advocación de Iglesia Mayor Parroquial de los Reales Alcázares y de Nuestra Señora de la Asunción. Desde 1259 fue titulada Iglesia Mayor Colegial y desde 1852 ostenta el título de Iglesia Mayor Parroquial.

Sta. María de los Reales Alcázares

 

Palacio de las Cadenas

El Palacio de las Cadenas, actual sede del Ayuntamiento, también conocido como el Palacio Vázquez de Molina fue promovido por  Juan Vázquez de Molina, sobrino de Francisco de los Cobos y, al igual que él, secretario de estado de Carlos V y secretario de cámara de Felipe II, y que no llegó ni siquiera a habitar, es en el mismo siglo XVI remodelado, y adaptado para monasterio de madres dominicas. Este palacio es el monumento de arquitectura civil palaciega del siglo XVI más representativa en su género de toda la ciudad: un auténtico palacio urbano del Renacimiento español.

Palacio Dean Ortega y Capilla

El Palacio del Deán Ortega, hoy Parador de Turismo,  de mediados del siglo XVI fue ordenado construir por Fernando Ortega, primer capellán mayor de la Sacra Capilla Funeraria del Salvador, y que parece ser, que al morir antes de finalizarlas obras, no llegó ni a habitar. Parador Nacional de Turismo desde 1930, es uno de los primeros de España. Adosado a la Capilla del Salvador, capilla y palacio casi juntos, conforman entre ambos, un peculiar juego espacial y arquitectónico entre una de las torretas y tribunas de la iglesia, y la recortada esquina de la fachada del Parador, con el característico y ubetense balcón en esquina. La Fuente veneciana de Francisco de los Cobos, fuente emblemática situada en el centro de la Plaza.

Iglesia de San Pablo

 Extramuros podemos encontrar otros lugares de interés, como el Paseo del Mercado, que era la principal plaza de la Úbeda medieval. En ella se encuentra la Iglesia de San Pablo,  de las más bonitas de Úbeda, que tuvo el gran privilegio de acoger el Concejo de Úbeda, para siguiendo la costumbre inmemorial, celebrar sus ayuntamientos en la capilla de San Martín. Fue fundada en el siglo XIII, si bien el edificio, tal y como lo contemplamos en la actualidad, es posterior a 1368, año en que con motivo de la guerra por la sucesión al trono entre el rey Pedro I y su hermano don Enrique de Trastámara, fue incendiada y saqueada por don Pero Gil, partidario del primero.

La Torre del Reloj, situada en la plaza principal, plaza de Andalucía, constituye un elemento simbólico de la ciudad, íntimamente ligada al acontecer ciudadano. En su origen era un torreón perteneciente a la muralla medieval, construido en el siglo XIII. En la segunda mitad del siglo XVI se decide adaptar la torre para albergar un reloj y campanario, por lo que se añade el segundo cuerpo, donde se encuentra la maquinaria y un templete ochavado para el campanario del reloj. La torre alberga la imagen de Ntra. Sra. de los Remedios, ante ella el Emperador Carlos V y posteriormente su hijo Felipe II juraron guardar sus fueros y privilegios.

Casas Consistoriales

En 1501, a petición del regidor Pedro de Molina, se autoriza por el Consejo la adquisición de dos edificios “para hacer ayuntamiento”. Se construye así el edificio conocido como las Casas Consistoriales.  Por fin, en 1514, el primitivo consistorio es concluido. En sí debió tratarse de un edificio compuesto por galerías corridas adinteladas en su exterior, formadas por pilares de piedra y zapatas, planteando un modelo que será seguido en la región.

El Palacio Vela de los Cobos fue construido por Andrés de Vandelvira en la década de los setenta del siglo XVI. El edificio obedece más bien al concepto de palacio castellano, más propio del renacimiento toledano o salmantino. Organizado en tres cuerpos de marcada horizontalidad, en el inferior queda ubicada la portada adintelada y de orden corintio.

Palacio Vela de los Cobos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s