San Frutos (Duratón)

Las Hoces del río Duratón son un espectacular paraje cercano a la ciudad de Sepúlveda (Segovia) donde el río ha excavado una profunda hoz en su recorrido en forma de meandro. En punto más visitado y el más famoso es el promontorio donde se encuentra el Priorato de San Frutos o más concretamente, la Ermita de San Frutos, sobre la que existe una famosa leyenda.

San Frutos nació en Segovia en el año 642 en una familia acomodada. Cuando murieron sus padres siendo todavía joven, repartió sus bienes entre los pobres y junto con sus hermanos menores, Valentín y Engracia, se retiraron a esta ermita  para dedicarse a la oración. Cuando San Frutos murió 73 años, sus hermanos  se marcharon a Caballar (un pueblo cerca de Turégano), donde fueron martirizados hasta la muerte y degollados por los musulmanes. Sus cabezas todavía se conservan en un relicario del la iglesia parroquial de Caballar de Nuestra Señora de la Asunción. Durante los periodos de sequía el sacerdote sumerge las cabezas en una fuente para que empiece a llover. A este ritual se le llama de las mojadas.

A la Ermita de San Frutos es posible acceder atravesando el precipicio a través de un puente de piedra construido en el siglo XVIII (1). Este precipicio es conocido como La Cuchillada. Según la leyenda, San Frutos golpeando la tierra con su bastón para proteger a un grupo de cristianos perseguidos por los moros, separando así la Ermita de la tierra firme. Junto a la ermita existe una iglesia construida en el año 1093 y  consagrada en el 1100 por el arzobispo de Toledo. La iglesia es románica con solo una nave y una bóveda de cañón (2). En este mismo lugar existe un pequeño cementerio donde están enterrados los tres hermanos, salvo las dos citadas cabezas de los dos hermanos de San Frutos.

Del propio San Frutos se nos han transmitido diversos milagros que hablan de sus poderes especiales. Uno de ellos, del que incluso nos habla una inscripción funeraria situada en uno de los muros de la iglesia, nos cuenta que un hombre ciego de ira, a causa de sus celos, arrojó a su mujer al vacío en este lugar. La mujer, que era inocente, no sufrió daño alguno y ello se atribuye a la intervención del santo.  Como consecuencia de este milagro donó sus bienes a la ermita. Este suceso pudo suceder en 1225.

“AQUÍ YAZE SEPULTADA UNA MUGER DE SU MARIDO DESPEÑADA I NO MORIO I HIZO A ESTA CASA LYMOSNA DE SUS BIENES”

 Lo cierto es que pasear por este lugar se tiene la sensación hacerlo por un lugar mágico, influido por las legendarias tradiciones que se pierden en la noche de los tiempos. Son muchas las personas que visitan este lugar que aseguran sentir extrañas sensaciones. Incluso se asegura que las personas que visitan este lugar sienten un alivio en alguna dolencia que pueda padecer. Una tradición que se lleva a cabo desde hace muchos años es la que celebra cada 25 de octubre, festividad del patrón. Cientos de creyentes acuden a este lugar y pasan tres veces alrededor de una piedra en forma cúbica que se encuentra en la capilla lateral de la iglesia, debajo del retablo que contiene la imagen de este venerado y santo Patrón. De esta forma se cumplen los deseos de estas personas.

Anuncios

One thought on “San Frutos (Duratón)

  1. Lina Fernandez febrero 2, 2016 / 8:11 am

    Que bonita historia…de verdad que existen seres especiales de vocaciones firmes. el mundo debe preservar estas historias por encima de las propias Naciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s