EL MISTERIO DE LA QUINTA DE LA REGALEIRA

La primera impresión que se tiene al atravesar la verja de entrada y mirar hacia el palacio que se levanta a nuestra derecha es la de encontrarse con esas mansiones de películas góticas que encierran dentro personajes siniestros dispuestos a alterar nuestra tranquilidad. Nos recuerda a alguna película de Roger Corman sobre alguna narración de Edgar Allan Poe. Hay algo de irrealidad en todo esto, como un decorado cinematográfico. Pero la realidad es que estamos aquí. En Sintra. En la Quinta de la Regaleira.

Palacio de la Regaleira

La enigmática Sintra se encuentra en la llamada sierra de Sintra, un vergel que se adentra en el Atlántico a través del cabo de Roca, formado por la nariz de la Península Ibérica, y por extensión de Europa, en el extremo occidental del continente. El lugar parece inspirado en un cuento de hadas, en el que los castillos, palacios y mansiones se encuentran  desperdigados  por la montaña. Fueron los celtas los que le dieron  el nombre de  monte de la Luna al monte que se levanta ante nuestra mirada. Un lugar  donde emanan propiedades telúricas, un aura espiritual que el hombre ha percibido desde la misma prehistoria, cuando se realizaban cultos a la luna, de ahí su nombre.  Un lugar que ha fascinado a muchos escritores y músicos, que han encontrado aquí la inspiración necesaria para algunas de sus obras. Luís de Camoens, Eca de Queiros, Gil Vicente, Almeida Garret, Richard Strauss, Hans Christian Andersen entre otros, sin olvidar a Lord Byron, quien definió a Sintra como “glorioso Edén”. Todos ellos con una característica común: ser masones y amigos de lo oculto, además de su afición a las bellas artes. Arriba de la montaña se levanta otra construcción curiosa, pero espectacularmente cautivadora: el Palacio de la Peña (da Pena), toda una auténtica y singular maravilla que exhibe altiva una auténtica amalgama de colores que nos recuerda a los palacios de las hadas y los dragones de los cuentos infantiles.

Palacio da Pena

Como digo, todo Sintra es un pueblo que parece emergido de un cuento de hadas. Cuentan que en sus sierras habitaron los celtas y que entre los árboles más antiguos se llevaron a cabo ceremonias druídicas que llenaron los parajes de magia y de supersticiones. Los montes de Sintra han sido descritos como fuentes de energías telúricas que te arrastran a los orígenes de la Madre Tierra. Es una villa plagada de misterios, de leyendas, de supersticiones y de historias relacionadas con la masonería, la alquimia y la Rosa Cruz, lo que ha atraído a muchos aficionados al ocultismo y a las órdenes místicas. Un buen lugar para dejar las riendas sueltas a las supersticiones. Sus edificios parecen haber sido sacados de relatos misteriosos. Porque, vamos a ver: ¿a quién se le ocurre construir dos enormes chimeneas en un palacio presidencial. Se construyeron obligados por la necesidad o por algún oscuro secreto. ¿Qué simbolismo esconden dichas chimeneas? O el Palacio de Monserrate, donde existen igualmente símbolos de carácter masón. El escenario idóneo de todas esas supersticiones es este palacio que ahora asoma por encima de las flores. Un palacio gris, de elevadas agujas. Quien sabe que secretos guarda entre sus paredes.

Palacio presidencial

Una historia que arranca en 1697, cuando José Leite era el propietario de esta propiedad, llamada entonces Quinta da Torre, hasta que en 1715 Francisco Alberto Guimarães de Castro la compró  con el fin de aprovechar el carácter misterioso del lugar.  Una época en la que Lord Byron y otros intelectuales visitaron la finca para participar en rituales masónicos.  En 1830 la quinta pasó a Manuel Bernardo y tomó el nombre que posee actualmente. A finales del siglo XIX es adquirida por Antonio Carvalho. Siguiendo la tradición masónica que caracterizaba a esta finca, el nuevo propietario quería construirse un palacio en un enorme jardín y al mismo tiempo rodearse de los elementos necesarios que movían su curiosidad, ideando este lugar enigmático lleno de mensajes de carácter esotérico con multitud de enigmas y referencias a textos clásicos que hoy el visitante ha de descifrar mientras camina por sus misteriosos jardines, donde cualquier estatua u objeto tiene un significado en relación con el conocimiento de hombre y de lo que le rodea espiritualmente.  Antonio Carvalho Monteiro, era conocido el de los millones ya que amasó una gran fortuna en Brasil gracias a sus negocios del café y del vino, aunque algunos aseguran que la mayor parte de su fortuna la obtuvo con el comercio de esclavos.  

Para llevar a cabo su proyecto, encargó al arquitecto, pintor y escenógrafo italiano Luigi Manini, al que conoció en una visita que este hizo a Lisboa para una representación de una ópera,  para que diseñara todo este lugar y construyera en las cuatro hectáreas que posee la quinta, un palacio, jardines, lagos, grutas y edificios enigmáticos, dentro de una amplia variedad de árboles y plantas, muchos de ellos traídos de Brasil y crear un  lugar relacionado con la alquimia, la masonería, los templarios y la rosacruz, mezclando diversos estilos arquitectónicos como el románico, el gótico, el renacentista y el característico manuelino  portugués. Carvalho Monteiro quería construir aquí su particular Hypnerotomachia Poliphili, su Sueño de Polifilo, y crear un espacio grandioso, rodeado de todos los símbolos que reflejaran aquel mundo. Conservador, monárquico y cristiano gnóstico, pero sobre todo masón y amante de la alquimia, quería crear un recorrido místico del conocimiento, un microuniverso masónico donde el ser humano pudiera purificar su alma y encontrar respuestas como la vida después de la muerte. ,Carvalho Monteiro era un intelectual amante de las obras clásicas y de las plantas medicinales, o no tan medicinales. Todo su saber y conocimientos los trasladó a este lugar, donde lo real y lo imaginario se dan la mano, a través de un mensaje críptico, esotérico e iniciático, relacionado con antiguas sociedades secretas, algunas de las cuales habían tenido su implantación en Sintra en la Edad Media, como es el caso de la masonería templaria. Carvalho Monteiro perteneció, o quiso pertenecer al menos, a alguna de esas sociedades secretas imperantes en la Europa del siglo XIX como la masonería o los rosacruces. Las conocía,  como conocía  que el propio monarca lusitano Fernando II, constructor del Palacio de la Pena, optó al puesto de Gran Maestre de la Obediencia Masónica Gran Oriente Lusitano Unido.

En la entrada me han entregado un plano para que me oriente en el recorrido. Busco el centro neurálgico de este lugar, el llamado “pozo iniciático”, que está situado en el otro extremo de los jardines. Observo las grutas subterráneas que cruzan y se entrecruzan todas ellas hacia un destino común, el mencionado pozo. Inicio mi viaje tomando el sendero de mi izquierda, dejando el palacio para el final. Nada más entrar, encuentro la primera referencia a la mitología clásica en la forma de nueve estatuas que representan dioses greco-romanos.

Estatua de Hermes

Hermes, el llamado “mensajero de los dioses” y el inventor del hermetismo y de la alquimia, preside la entrada portando en sus manos el símbolo que le caracteriza: el caduceo, el símbolo del hermetismo: dos serpientes entrelazadas en torno a un bastón, un símbolo fálico que los masones relacionan con Baphomet, el dios templario de la luz y del conocimiento. Hermes, el Mercurio romano,  quien se le atribuye el Código Hermético descubierto en Florencia, el cual señalaba los principios de la alquimia, no como los profanos confundimos, como la ciencia, o la facultad, de convertir el plomo en oro, al menos de forma literal. Algo, por otra parte imposible de conseguir.  En realidad, la alquimia trata de transmutar las almas. O, por mejor decir, el plomo de la ignorancia, la intolerancia o la inmoralidad, entre otros vicios, en oro: la verdad, la sabiduría y la virtud. El Moltus Liber, o Libro Mudo, de los alquimistas.

Tras Hermes encontramos a Vulcano, el hijo deforme de Júpiter y Juno, el Tubalcain masónico, quien daba forma a los instrumentos en su fragua. Luego encontramos a Dioniso, o Baco, el dios muerto y resucitado, en cuyas celebraciones se daba rienda suelta a las pasiones carnales, origen de los carnavales; Pan, un sátiro que a veces es relacionado con Saturno, al que también se le relaciona con Baphomet,  a causa de sus patas de macho cabrío y sus cuernos; Demeter, Perséfone, Venus, Orfeo y, en último lugar, Fortuna, mientras en el centro de la fila se encuentran dos Quimeras, los guardianes de la noche.

Paseo de los dioses

La presencia de estos dioses, y no otros, no responde a azar alguno, sino que su secuencia responde a un enigma. Todos ellos están relacionados con los secretos que encierra la Quinta. Al final de  este pequeño Olimpo pétreo, un imponente león de bronce miran hacia oriente, como señalando el inicio del camino ascendente por entre senderos y vegetación, cuyo final es el pozo, donde encontraremos la verdad oculta para los profanos, donde descenderemos, o ascenderemos, hacia nosotros mismos, al encuentro de la piedra filosofal, el símbolo del encuentro con el conocimiento.

Los miradores, los bancos y setos alineados en el camino, así como los árboles tropicales originarios de Brasil, hacen de esta zona la más clásica, más ordenada. Me llama la atención una mesa de mármol situada frente a la fila de los dioses, cuyo significado desconocemos, como su fin. Sobre todo porque se encuentra frente a la estatua de Vulcano, en cuyos rituales se ofrecían sacrificios humanos. Demasiado pronto para responder a los primeros enigmas que empiezan a asaltarnos.

Paseo en la que se aprecia la mesa de mármol

El jardín geométrico divino da  lugar a un jardín de inspiración romántica, donde se mezclan todos los elementos  de manera armoniosa: magnolias, camelias, helechos, palmeras, plantas exóticas traídas de todo el mundo, principalmente de Brasil. Según caminamos vemos una gran variedad de plantas, como si no encontrásemos en un jardín botánico, que en realidad es. La parte ajardinada cercana al Palacio está más cuidada y, a medida que nos alejamos, se va volviendo más agreste, algo que tampoco es casual ni fruto de falta de mantenimiento de los jardines. Según nos acercamos al pozo el alma del ser humano se vuelve más salvaje.  A lo largo del mismo vemos algunas pequeñas grutas decoradas que, al parecer,  comunicaban  con el palacio y con la cripta. También sabemos que Carvalho se dedicaba a cultivar plantas no precisamente ornamentales: belladona, estramonio y otras de carácter sicotrópico, que eran utilizadas en sus ceremonias de iniciación, algo que aumenta más, si cabe, el halo de misterio de este lugar.

Gruta del Laberinto
Gruta del Laberinto

Entre esta selva surge de repente un lago extraño, de aguas turbias, verdosas: el Lago da Saudade o Lago Mayor, cuyas aguas se adentran en una enorme gruta contigua al lago y bajo tierra, llamada  Gruta de los Cátaros o del Laberinto como dice la indicación, a la que se accede a través de una entrada excavada en la roca.  Desde el exterior, da la sensación de que las verdosas aguas penetran hacia el abismo. 

Banco y entrada a la Gruta del Laberinto
Lago profundo

No invita la negra gruta a entrar en ella, pero a pesar de todo lo hacemos. La oscuridad nubla los sentidos. Con una linterna nos orientamos en las tinieblas. Es, en efecto, un laberinto pétreo, oscuro, cuyos caminos parecen todos dirigirse al lago.  Las aquí negras aguas penetran al interior de la gruta, por lo que hay que tener cuidado con no meter los pies en el agua. Al fondo, se observa el lago, donde unos patos nadan plácidamente.

Interior del laberinto

Alguno de los caminos se dirige al pozo iniciático, por lo que decidimos volver a la luz y seguir mi exploración, o como corresponde al lugar donde estoy, buscar mi alma.  Atrás he dejado la fuente egipcia, una concha invertida que contiene el dibujo de dos ibis, aves que personifican a Thot, el dios de lo oculto en la mitología egipcia, el que inventó los jeroglíficos. Thot corresponde a Hermes, el que abría el  camino.  Uno de los ibis tiene en su pico una serpiente, el símbolo de la gnosis, del conocimiento.  Definitivamente, nada aquí está puesto al azar y todo tiene un significado oculto y secuencial.  Mientras mediamos sobre ello, encuentra inmediatamente, junto a la entra a la Gruta del Laberinto, un banco de mármol  ricamente decorado.

Banco 515

Es el Banco del  515.  Dos galgos de piedra vigilan el camino desde sus extremos mientras, en el centro, una estatua femenina ilumina el mismo con una antorcha en sus manos. El 515 es el número que corresponde a la edad del Espíritu Santo, según aparece en la segunda parte de La Divina Comedia de Dante Aliguieri, el número que identifica al mensajero de Dios que vengará el fin de los templarios y anunciará la tercera Edad de la Cristiandad, y con ella la paz universal en la Tierra. No termina aquí el simbolismo de esta pétrea composición. La muchacha que sujeta la antorcha es Beatriz, la figura que condujo a Dante al cielo.

Fuente de la Abundancia

Cercana al banco de Beatriz, o 515, encontramos la Fuente de la Abundancia,  formada por un arco de medio punto que tiene en sus dos extremos a un sátiro, por un lado; y  un carnero, por el otro.  El sátiro representa, según la mitología clásica, el caos, mientras el carnero representa el orden. Todo ello nos sugiere que estamos ante una especie de tribunal.

En el simbolismo templario y masónico, la luz y las tinieblas, el orden y el caos, se igualan en el equinoccio de primavera.  En la tradición cristiana se relaciona el equinoccio de primavera con la noche de San Juan, mientras que otras culturas han practicado, desde muy antigua, diversas ceremonias y ritos esotéricos la noche del equinoccio presididas por los Grandes Maestros en el que se purificaba con el fuego todo aquello que era preciso, mientas, al mismo tiempo, aquellos que habían superado el camino iniciático dejaban de serlo para convertirse en los nuevos sacerdotes o druidas.

Nuestra imaginación juega con esta especie de tribunal, donde, según cuentan los más antiguos, se han llevado a cabo ritos y ceremonias de carácter masónico e, incluso, satánicos que tal vez hayan requerido algún tipo de sacrificio. Los lugareños relatan escabrosas historias heredadas de generación en generación sobre cultos masónicos, rituales satánicos y  gnósticos y muchos  comentan, que a veces por las noches cuando estaba ya cerrada la quinta al público se escuchaban cánticos extraños y se veían luces a lo largo del bosque o se encendían luces en los pisos superiores del palacio. Recuerdo que en el paseo de los dioses había una mesa de mármol. Un altar. Reconozco que un escalofrío recorre todo mi cuerpo. Pese a todo, rociarse con el agua de esta fuente es un rito de purificación.

Fuente de la Abundancia
Terraza de los Guardianes

Cercano a la fuente, encontramos el Portal de los Guardianes, protegido por dos tritones, que está compuesto por una estructura rematada por dos torres laterales y por un minarete central. En realidad es una de las entradas para acceder al Pozo Iniciático o salir de él, según elijamos. Los guardianes vigilan la entrada entre el inframundo y el mundo exterior, como en muchas narraciones mitológicas. Frente a esta estructura se sitúa la Torre de los Mundos Celestes y la Torre del Zigurat que cubren una enorme cisterna de agua que abastece las fuentes y estanques. Recordemos que el zigurat es un tipo de construcción correspondiente a la antigua Mesopotamia con forma de pirámide escalonada. En realidad, un templo, otro más de los que podemos encontrarnos en este lugar. En él se realizaban ritos y sacrificios dedicados a una divinidad pagana. También servía como observatorio astronómico para los sacerdotes.

Torre del Zigurat

Desde aquí divisamos a corta distancia, la Torre de la Regaleira, que simboliza el eje del mundo. Pero, todo lo más que posee quien se asoma desde su altura es una excelente vista de Sintra. Ahora comprendo el sentido de todos y cada uno de los elementos que componen la Quinta de la Regaleira. Todo el jardín, toda la Quinta, es  un enorme libro, el Hypnerotomachia Poliphili  de Francesco Colonna que antes mencionamos, y cada elemento, cada estructura que encontramos se basa en él. Con mensajes esculpidos en los monumentos de piedra, imposibles de  destruir, y que llevaban a cabo los Maestros Constructores en las catedrales e iglesias y que solo podían leer los iniciados. Mensajes ocultos a la Inquisición y desafiantes al tiempo.  Monteiro Carvalho  ha querido mostrarnos aquí las grandes obras clásicas, las grandes leyendas, como   La Eneida, La Divina Comedia, Os Lusiadas, etc.,  que en su día fueron perseguidas por la Inquisición intolerante. Obras de  concepción templaria. Es Todo el jardín es de inspiración templaria,  como templarios también fueron los que inspiraron los grandes descubrimientos portugueses.  Los templarios tuvieron que huir de Europa a causa de la persecución de la que fueron objeto y se escondieron en España y en Portugal, bajo la protección de órdenes de caballería. Aquí, en Portugal, se conocieron como caballeros de la Orden Militar de Cristo. Ahora su legado está aquí. Ante nosotros. Todo el conocimiento de la humanidad.

Torre de la Regaleira

Es necesario que interrumpamos los pensamientos y regresemos al camino. Lo mejor está aún por llegar.

Entrada al Pozo Imperfecto

Meditando sobre ello, de repente, a un lado del camino descubro un pozo. Es el llamado Pozo Imperfecto. Más pequeño y menos profundo que el iniciático. De unos diez metros de profundidad.  Desde este pozo se puede llegar hasta el iniciático. porque está conectado con él En realidad, todos los caminos subterráneos conducen al pozo iniciático, que simboliza la búsqueda de la perfección, o al Imperfecto, que significa que no la hemos encontrado. También podemos optar por buscar la perfección desde la imperfección. Como ser imperfecto que me considero, decidimos utilizar este camino para llegar a la perfección. Sumido en en este juego de charadas, bajamos lentamente los escalones e inmediatamente llegamos a su final, del que parte un túnel excavado en la roca. Me oriento con mi linterna.  Lo normal es que lleguemos a este pozo desde cualquiera de las grutas de entrada que encontramos en la Quinta, cuyo final es este pozo o el que realmente buscamos: el Pozo Iniciático. Si nos equivocamos habremos llegado al Pozo Imperfecto. Cada uno de los caminos que hemos encontrado es un recorrido de luces y sombras, como es el viaje de la vida, encontrándonos con  el dilema de elegir la opción y el camino correcto. Si acertamos, nos iremos acercando a la perfección; y si no, aprenderemos de nuestros errores y seguiremos recorriendo nuestro camino.  Está claro que en nuestro aprendizaje nos equivocaremos, pero ello no debe desanimarnos porque ello forma parte de nuestro viaje por la vida, hacia el encuentro con nosotros mismos.

Interior del Pozo Imperfecto

El camino se bifurca. Uno está iluminado por pequeñas lucecillas que señalan el camino. Decidimos seguir la oscuridad.  La gruta se divide en dos caminos. ¿Hacia dónde nos dirigimos?: ¿izquierda o derecha?  Nuestra decisión no puede ser tomada al azar si  interpretamos  el significado del lugar donde nos encontramos.  Intentamos recordar un pasaje de La Eneida, de Virgilio. El final del túnel representa la escena en la que Eneas desciende a los infiernos en busca de su padre y se le plantea el dilema de elegir la dirección que ha de seguir en su camino. Quienes cogen la vía de la izquierda son los condenados, los destinados al fuego eterno.

Interior de la gruta

El camino de la derecha conduce a la salvación. Eneas optó por el de la derecha y atravesó el río Leteo, que le permitió llegar a los Campos Elíseos, donde se encontraba su padre. Sigo los pasos de Eneas opto por el camino de  la derecha. Regreso a las tinieblas, hasta que en el horizonte aparece la luz exterior.

El túnel termina en un río cristalino, sobre el que cae el agua procedente de una cascada. En efecto, hemos llegado al río Leteo. Y podemos caminar sobre sus aguas a través de unas piedras que permiten su paso, colocadas para tal fin. Caminamos sobre ellas. Una cascada nos saluda en medio de una vegetación exuberante. Por encima de nosotros hay un puente de piedra que permite cruzar el río a aquellos que siguen el camino por la superficie.

Lago de la cascada

Tras pasar el Leteo, continuamos el zigzageante camino hasta llegar a un conjunto megalítico formado por gigantescas piedras cubiertas de musgo. En realidad, es una especie de anta, antigua entrada a los templos de la Grecia clásica. En uno de sus lados existe una roca que forma un arco, como una puerta. Pasamos por debajo de un arco y giramos sobre la estructura pétrea y llegamos al final…. o al principio de todo.

Entrada al pozo iniciático

Allí está, el Pozo Iniciático. Veintisiete metros de profundidad que parecen conducir al mismo centro de las tierra. Miramos  hacia abajo, alrededor del pozo se ven las escaleras en espiral protegidas por arcos sostenidos por columnas que nos lleva hasta lo más profundo del pozo. Pese a su profundidad, el pozo nos invita a sumirnos en él.  Algo obligado a aquel quiera encontrar la perfección.  Nosotros no queremos llegar a tanto, sino satisfacer nuestra imaginación.

Para la filosofía masónica, según descendemos por el  pozo más descendemos dentro de nosotros mismos, en busca de nuestra alma más profunda. Bajamos   las estrechas escaleras rodeando las paredes del pozo en espiral, girando en el sentido de las agujas del reloj. Hasta nueve pisos, o  nueve niveles  que se corresponden con los nueve niveles que aparecen reflejados en el infierno de Dante. En la parte más baja del pozo, en mármol, aparece una cruz templaria.

Nueve significa la transición de lo viejo a lo nuevo, la muerte y el renacimiento, la culminación de un ciclo y el comienzo de otro. Nosotros estamos  recorriendo el pozo de manera inversa a lo que la tradición templaria dice. Hay que recorrer los caminos del inframundo para llegar a lo más profundo de este pozo y, desde allí,  ir subiendo, nivel a nivel, los 15 escalones que separan cada uno de los nueve descansillos. Solo así es posible salir de lo más profundo de la tierra para ascender a la luz, olvidarse del ser que uno era para alcanzar el conocimiento, tal y como la tradición masónica dicta.

Los nueve niveles son los nueve círculos del Infierno, las nueve secciones del Purgatorio y los nueve cielos del Paraíso de la Divina Comedia de Dante. Como ya se ha dicho, el pozo es el fin, o el principio del camino. Los visitantes acudimos teniendo como referencia la búsqueda de este pozo. Como el hombre busca, a lo largo de su vida, su destino. Ahora, tras el simbólico camino llegamos a él. Mientras bajamos hacemos un simbólico descenso a los infiernos, para renacer después a una vida espiritual, algo ya presente en la antigua cultura egipcia y en Grecia.

Cruz templaria

Una de las puntas amarillas de la estrella, como una rosa de los vientos, apunta a un agujero oscuro excavado en el fondo del pozo en dirección a Oriente. Es en Oriente donde nace el sol, y es hacia oriente donde se orientan las iglesias.  Seguimos la dirección marcada y nos sumerjimos en las tinieblas a través de una oscura gruta excavada en la roca. Caminamos con cuidado, casi tanteando las paredes, en las entrañas sombrías del túnel pétreo hasta que diviso en la distancia una hilera de lucecitas amarillas que me  orienta en la oscuridad.

De repente, el camino se bifurca y una boca negra se abre a un lado. Lo ignoramos y sigo el camino. Está claro que estamos en un laberinto.  Por fin llegamos a la luz. Al Portal de los Guardianes y subimos por una escalera en espiral construida dentro de una estrecha torre de estilo medieval, con almenas en el extremo.  Llegamos al llamado “Portal de los Guardianes” un templete con un fuerte significado exotérico. Esta formado por dos torres, una situada a la izquierda y la otra a la derecha, significando la contraposición entre los principios del Sol y la Luna, otro principio masónico.

Asimismo, el pozo conduce a varias galerías subterráneas laberínticas, o Purgatorio, que desemboca en la Terraza Celeste, o Paraíso, que encontramos antes, aquella sorprendente construcción arquitectónica en la que dos grandes lagartos sostienen una concha que contiene otra concha dentro y protegen la desembocadura del pozo, coronada por un mirador. Frente a ella se alza una torre como un zigurat mesopotámico, referencia a la vida celeste, lugar elevado desde el que se entra en contacto con la divinidad. Todo tiene sentido.

Templete

Como este pozo,  el Infierno de Dante también tiene forma de embudo dividido en nueve círculos y en cada uno de ellos los condenados son sometidos a distintas penas, según la gravedad de los pecados. El infierno de Dante conduce al centro de la Tierra y allí está el Demonio. El pozo iniciático simboliza la Muerte y el descenso es el Purgatorio hacia las grutas que se interconectan.  Las grutas son el Infierno, el inframundo. Existen además unos extraños nichos ubicados bajo los peldaños del pozo iniciático. En total 23, según dicen.  Uno de los misterios de este lugar. Según recientes estudios, estos 23 nichos no están dispuestos al azar, sino que están agrupados en tres grupos de 17, 1 y 5 nichos separados entre si y que podrían hacer referencia al año 1715, fecha en que Francisco Alberto Guimaraes de Castro compró la propiedad,

Descendemos de la torre medieval y nos dirigimos hacia el Palacio de la Quinta. Sentimos una sensación extraña, distinta, de reencuentro con uno mismo. O tal vez el es cansancio. O quizá, la impresión de todo lo vivido e imaginado. Es curioso como una visita turística se convierta en mucho más que eso.  El camino ahora es ancho. Nos encontramos con otro enigma al llegar a la denominada Gruta de Leda. La gruta tiene una forma hexagonal, representando la unión entre el cielo y la tierra, como símbolo de la naturaleza alquímica. Al fondo, Leda aparece sujetando entre sus manos una paloma, mientras es mordida por un cisne, simbolizando con ello su fecundación por Zeus. Zeus simboliza el cielo y Leda la Tierra. Zeus era el dios supremo, señor de los dioses y los hombres, y el principal de los dioses olímpicos. Estaba casado con su hermana la diosa Hera, pero le fue infiel en muchas ocasiones, en algunas de ellas metamorfoseado en animal. La mitología griega nos cuenta que Leda era una princesa de Etolia y estaba casada con Tindáreo. Zeus se enamoró de ella y convertido en cisne tuvo amores con Leda. Hay otras versiones en las que se dice que Leda fue violada por Zeus transformado en cisne.

Tumba de Leda
Tumba de Leda

Según la leyenda Leda puso dos huevos, de uno de ellos nacieron Helena, que va a ser la causante de la guerra de Troya por el rapto de Paris, y Polux, uno de los Dioscuros; del otro huevo nacieron los hijos de Tíndáreo, Cástor, el otro de los Dioscuros, y Clitemestra que acabará por ser la esposa del rey griego Agamenón, héroe de la guerra de Troya. Existe una analogía entre la leyenda mitológica y la Biblia. María, Madre de Cristo, fue fecundada por el Espíritu Santo. 

Santísima Trinidad

En nuestro camino hacia el Palacio solo se interpone la bella capilla de la Santísima Trinidad.  De estilo neogótico y manuelino como el palacio y como muchos otros monumentos, en su fachada se encuentran las figuras de Santa Teresa de Ávila y San Antonio a cada lado de la puerta junto con el misterio de la Anunciación en el centro, sobre la puerta misma.

Fachada de la Capilla
Fachada de la Capilla

En su interior podemos observar varias imágenes del Espíritu Santo. Observo que la que se encuentra en el altar va vestida de color azul, blanco y rojo, los cuales representan los tres colores alquímicos y además lleva una faja dorada que simboliza al oro alquímico que, como dijimos al principio, representa a las virtudes, en este caso de la Virgen.

capilla

Desde aquí podemos acceder a la cripta, situada bajo la capilla, al que se accede por una escalera de caracol. Si, en la capilla encontrábamos referencia a la Virgen, aquí están claros los símbolos masones, entre los que sobresalen los que se aprecian en el suelo de la misma la cruz templaria, y  una esfera armillar en el suelo sobre la que se encuentra la Cruz de la Orden de Cristo. Según cuentan, desde aquí existe un acceso directo al pasadizo subterráneo que conecta con el Pozo Iniciático. 

Suelo de la cripta
Suelo de la cripta
Capilla
Capilla

Salimos en dirección al palacio. Nos detemos ante la imponente fachada del enigmático palacio de Regaleira, con sus agujas, pináculos y gárgolas fantásticas; la ornamentación renacentista de medallones y vegetación estilizada; y el manuelino portugués, caracterizado por las cuerdas, nudos, boyas, esferas armilares y demás elementos que aluden a la epopeya marítima lusa. Entre los relieves simbólicos, se distingue un pelícano que, según una leyenda masónica,  se hizo una herida para alimentar a sus crías con su propia sangre. El interior del palacio tiene elegantes mosaicos venecianos y maderas nobles, especialmente en el techo.

En la primera planta se encuentran dormitorios y algunas salas de estudio, y ya en la segunda y tercera planta se encuentran tanto la torre octogonal como la torre neomedieval y la torreta. Desde ellas contempla el paisaje alrededor de la Quinta, así como los exuberantes jardines y elementos arquitectónicos, todos ellos también en estilo manuelino y diseñado por Luigi Manini durante los  años que duró la construcción de la Quinta, a principios del siglo XX.

Mirador de la Logia

A través de los balcones, escalinatas que conducen a miradores y ventanas, el microcosmos interior de la casa se integra plenamente en el macrocosmos del jardín exterior, propiciándose el encuentro entre el hombre y la naturaleza. Desde el ventanal veo carteles que anuncian obras de teatro que se representan en las noches de  verano en la Quinta. Romeo y Julieta, Alicia en el País de la Maravillas y el Sueño de una noche de verano. Deben resultar curiosas tales representaciones en un escenario como este. Personajes mágicos, hadas, magos no pueden tener un mejor decorado.

Salgo de este lugar y camino de regreso al pueblo. Me detengo y miro a mi alrededor. No hay nadie. Y sin embargo, no estoy solo……..

39 respuestas a “EL MISTERIO DE LA QUINTA DE LA REGALEIRA

  1. Luz maria septiembre 1, 2013 / 4:21 pm

    Me encanta , un recorrido interesante y una muy buena explicación, este mes me voy a conocerlo, y tu descripción me ha válido mucho. Un saludo y gracias

    • marcopolito56 septiembre 1, 2013 / 7:27 pm

      Muchas gracias por tu comentario. Disfrutarás mucho con la visita. No tengas prisa en recorrer la Quinta y fíjate en cada detalle y en los mensajes que se ocultan. El pozo iniciático es uno de los lugares más impresionantes que he conocido. Buen viaje.

    • Jani septiembre 26, 2019 / 4:46 pm

      Todavía no he ido a quinta. He leído tu artículo y me ha enganchado. Como si fuera un libro….con tensión. Me ha encantado, .desee luego lo guardo para dentro de dos semanas que iré.
      Gracias!

      • marcopolito56 octubre 3, 2019 / 3:29 pm

        Muchas gracias por tus comentarios. Cuando visites este lugar verás que no hay palabras para describirlo. Y muchas preguntas.

  2. Pablo septiembre 8, 2013 / 7:55 am

    Buenos días:
    El pasdo mes de agosto estaba buscando por internet algún lugar que me dijese algo para ir de vacaciones, y no sé como de repente di con tus fotos Da Regaleira; y cuando comencé a leer tu descripción; tuve que Parar!!!!No deseaba tanta información.
    -Pasado un par de días me estaba bañando con mi sobrino Martín ( por cierto nació el 6 de septiembre “9” ), y hasta entonces el pequeño tenia mucho miedo al agua, y esa tarde estuvimos tres horas bañándonos juntos y el solo perdió el miedo al agua, yo solo le acompañaba…..Y me vino un Flash!!!! Las fotos de Marcopolito de la Regaleira…..
    Selo comenté a Emilio mi mejor amigo; y el demasiado puesto en estos temas…..; dijo Cojonudo, vete a ver que encuentras allí ( como si el no supiese lo que hay y simboliza).
    A los pocos días mi pareja y yo arrancamos rumbo a Sintra. Ibamos ansiosos por llegar. El día siguiente entramos en la Quinta sobre las 10 am. según abre las puertas, allí permanecimos 6 horas caminando, observando y viviendo la magia de un ritual interior.
    -Volvimos cambiados, yo sobre todo ( mi intención fue clarísima desde que vi el fondo del pozo iniciatico). Después de tumbarme en el ……..Por fin soy yo mismo: COMO ARRIBA ES ABAJO Y COMO ABAJO ES ARRIBA….Que bien me sentó!!!!!!!!.
    – Y ahora cuando leo las descripciones de tus fotos. Todo tiene un gran significado VALIOSO Y TRASCENDENTE. Y ello se irá perdiendo con los años. Casi ya no quedan lugares como este. Aquí en Betanzos a 23 km de Coruña, quedan los restos de un gran parque ( El PASATIEMPO DE BETANZOS ), que en su época era el doble de grande que el de la Quinta da Regaleira. Y con los años se lo fueron cargando todo.
    – Hay que aprovechar y cuidar estos legados que nos dejaron personas que querían trasmitir un mensaje . Y nadie reúne tanta información , dinero, y la molestia de construir en tantos años lugares con tanta información mágica.

    MUCHAS GRACIA MARCOPOLITO, por tus descripciones y fotos de este estupendo enclave.

    Un abrazo

    Pablo

    • marcopolito56 septiembre 8, 2013 / 11:33 am

      Muchas gracias por tus comentarios. Me alegro que te haya sido útil la información aportada. Coincido plenamente contigo en cuanto, tras estar en la Regaleira, se ven las cosas de otro modo. Conozco de oídas lo de Betanzos y también coincido contigo en que es una pena que ese legado se pierda. Aquí en Madrid tenemos también un ejemplo: el Parque del Capricho, que en su día se construyó también con un claro carácter misterioso e iniciático, del que apenas queda algunas huellas. Por ejemplo, Goya se inspiró en estos jardines en algunas de sus obras, especialmente en sus “Caprichos”, llamados así por los jardines. Todos los símbolos iniciáticos y masónicos se expoliaron y/o destruyeron durante la época de Franco. Además fue utilizado como cuartel general, con bunkeres incluidos durante la guerra civil. Lo curioso de estos lugares, como la Regaleira y que no basta con verlos una vez, sino que necesitas volver y sentirlos. No se si a ti te pasó, pero a mí, en algunos lugares, se me ponían los pelos de punta. Repito, Muchas gracias.

      • Belén noviembre 16, 2019 / 2:22 am

        Hola, en este momento, siendo las 2:15 de la mañana, alojada en un hotel en Sintra, acabo de leer tu redacción.
        No tengo palabras para expresarme. Pero estoy maravillada. He entrado a la Quinta hoy por la mañana la he recorrido toda sin saber de q se trataba. Leí un poco antes, y recorrí todo de arriba abajo, tu historia me ha dado hasta escaños fríos de revivir el camino q hice, sin saber lo q estaba haciendo y sin saber a dónde iba. Sin saber q tenía a mi alrededor, sin saber tanta historia.
        Estoy enamorada de estas historias. Y ahora q he leído tu historia, quiero volver mañana mismo a la Quinta a realizar el mismo camino q haz hecho tú para poder ver al detalle todo lo q haz contado.
        Creo mucho en todas estas historias y me he sentido muy atraida luego de estar ahí.

        Muchísimas gracias por todo lo q haz escrito. Saludos.

  3. Ramon Moreno octubre 6, 2013 / 3:17 pm

    Estamos pensando en recorrer Portugal en nuestro próximo destino viajero y me ha servido mucho este reportaje. Saludos

    Belén y Ramón desde Mis viajes y sensaciones

  4. maria rosa febrero 7, 2014 / 11:45 pm

    maria rosa; Hace unos dias he estrado con mi pareja recorriendo esta maravilla de lugar en el que te sientes transportado a otro tiempo y en el que te sientes como flotando. Cada paso que das por los caminos y vericuetos de todo el recinto cada vez mas misteriosos y y fantasticos,
    que te transportas con la imaginacion al mundo de las hadas y genios y parece que los vas a
    encontrar al en cada rincon o cuando tuerces una esquina del jardin.
    Os aseguro que no os arrepentireis de visitarlo, os encantara .
    Disfrutad la magia de ese lugarrrrrrrrrrrrrrrrrr,

    Miercoles 5 de Febrero de 2014

    Maria Rosa y Pepe desde uno de mis viajes maravillosos.

  5. pepe febrero 12, 2014 / 8:03 pm

    tan solo estuvimos un dia, pero es tan maravilloso lo que en este lugar encontramos, que ya contemplamos volver y con más tiempo. Durante la visita, aunque no quieras, te transportas a la época y cuando vuelves a tu lugar de origen, te ves en la necesidad de investigar todo lo que puedas sobre la vida de ese lugar incluidos los misterios que rodean al enigmatico mundo de templarios y masones. Como dijo MC Artur , volveré. saludos de pepe y rosa

  6. Ches junio 18, 2014 / 8:57 pm

    Hola Marcopolito, me ha servido muchísimo tu explicación y recorrido, pero extrañamente me recordó un libro que leí recientemente y parecía estar leyendo los mismos textos. ” EL CODICE 632″ de José Rodrigues Dos Santos.
    En cualquier caso una labor magnífica.

    Saludos

  7. Elisa María Rodríguez Rodríguez enero 6, 2015 / 11:31 pm

    acabo de visitar este hermoso lugar justo hayer y desde que llegue me percate de todo su simbolismo a lo largo de los 15 años que tengo de vida nunca nada me habia emocionado de tal manera. de cierta forma u otra desde el principio supe que ese no era un lugar comun y corriente como otro cualquiera y me emociono tanto que no pude evitar derramar algunas lagrimas ya que mi objeto de estudio durante 4 años ha sido la masoneria, los rosacruces, alquimia, ocultismo…etc… mi gran sueño hecho realidad en tan solo 3 horas y media este lugar consiguio controlar el gran conflicto que yacia en mi interior purificando mis ideas y ordenando mis pensamientos este maravilloso trayecto me hizo dejar de sentir sola rodeada de gente experimentando por primera vez las presencias espirituales que se encuentran en este espectacular lugar llamado quinta da regaleira y he de admitir que este maravilloso pueblo llamado sintra es la respuesta a mi ultimo sueño el cual logre comprender despues de visitar todos sus rincones de los cuales elogio la quinta da regaleira y do parque da pena

  8. Elisa María Rodríguez Rodríguez enero 7, 2015 / 12:11 am

    acabo de visitar este hermoso lugar justo hayer y desde que llegue me percate de todo su simbolismo a lo largo de los 15 años que tengo de vida nunca nada me habia emocionado de tal manera. de cierta forma u otra desde el principio supe que ese no era un lugar comun y corriente como otro cualquiera y me emociono tanto que no pude evitar derramar algunas lagrimas ya que mi objeto de estudio durante 4 años ha sido la masoneria, los rosacruces, alquimia, ocultismo…etc… mi gran sueño hecho realidad en tan solo 3 horas y media este lugar consiguio controlar el gran conflicto que yacia en mi interior purificando mis ideas y ordenando mis pensamientos este maravilloso trayecto me hizo dejar de sentir sola rodeada de gente experimentando por primera vez las presencias espirituales que se encuentran en este espectacular lugar llamado quinta da regaleira y he de admitir que este maravilloso pueblo llamado sintra es la respuesta a mi ultimo sueño el cual logre comprender despues de visitar todos sus rincones de los cuales elogio la quinta da regaleira y do parque da pena

  9. Estefania julio 24, 2015 / 5:07 pm

    HOLA decir que estuve en el 2012 en Sintra y solo estuve unas horas desde que amaneció hasta que atardecio ( fue un 9 de agosto) recuerdo que llame a mis padres para decir que estaba en un lugar mágico y que me quería quedar porque algo me atrapada, entonces mi pareja de aquel momento no me lo permitió y nos volvimos a Peniche) desde aquel día note un más allá, un deseo de investigar y autoinvestigarme… Ese momento llegará y mis deseos de disfrutar al máximo se harán realidad. Gracias por toda la información, un abrazo desde.Zamora

  10. Cornway agosto 24, 2015 / 12:15 am

    Solo hace unas horas que he dejado la Quinta, lugar del cual jamás había oído hablar. Que decir, después de leer este texto y todas tus grandiosas referencias he decidido que debo volver, lo del cisne y los nueve niveles del pozo iniciatico me han dejado petrificado, ya me estoy lamentando no haberme fijado mas en los detalles tal vez y poniendo como excusa la cantidad de gente que había (es domingo de agosto) no me dejaron ser más curioso. Gracias por compartir tus conocimientos sobre este maravilloso lugar, que sin duda se ha convertido en el lugar más enigmático en el que he estado. (recomendación, ir por la mañana y entre semana, y fijarse). Y después de estar en a Boca do Inferno en Cascais (a 20min) lugar el cual eligió Aliester Crowley para simular un suicidio dejando una nota que apareció en los principales diarios de la época. Saludos

  11. Perséfone febrero 5, 2016 / 10:13 pm

    Hola, buenas noches. Quiero agradecerte la cantidad de fotografías y explicaciones que aportas sobre ese mágico lugar. Mi historia es diferente: hace más de diez años, en agosto de 2005, una noche tuve dos sueños seguidos con ese “Pozo iniciático”: en el primero ascendía hacia el exterior huyendo de un diluvio y grandes inundaciones, y hacía que mi familia y otros me siguieran para salvarse. En aquel sueño, yo tenía el pelo rojo y vestía una especie de túnica de lino. En el segundo sueño, en cambio, yo era un enanito (como los de los cuentos) y bajaba corriendo por esas escaleras, al llegar al fondo salía a un túnel, me subía en una barca con otros enanitos y remábamos hacia el exterior. Había una gran tormenta fuera y, a veces, teníamos que frenar con los remos para que la corriente no nos arrastrara. Llegábamos a un edificio nuevo pero manchado de humedades, y dentro volvía a ser yo y encontraba a mi hermana a punto de dar a luz a una niña preciosa. En ambos sueños, me preguntaba si estaba en el interior de un pozo o de una torre. Llevo un diario de sueños, así que puedo decir hasta el día en que lo soñé: el 16.

    Lo curioso es que nunca supe de la existencia de Sintra (disculpen mi ignorancia), ni de ese “pozo iniciático”, hasta que vi unas fotos que compartió un amigo mío que sí lo conoce porque suele viajar mucho a ese lugar con su novia, pero no fue tan generoso en la descripción y en los significados como este blog. Hoy vi que alguien compartía una antigua publicación de la revista “Ancient Origins” en la que hablaban de ese pozo y me dio por curiosear en la Web, y así fue como llegué aquí.

    Algún día tendré que viajar a Portugal y visitar ese sitio, y no en viaje astral, sino físicamente. 😉

    ¡Un saludo y gracias!

    • Makan mayo 25, 2017 / 11:40 am

      Sabes de más personas que hayan soñado con este lugar antes de conocerlo ??
      Es que ,a mi también me ha pasado y en un contexto asombrosamente parecido al tuyo..
      Me encuentro altísima mente sorprendido con todo esto.

  12. MarisoL febrero 7, 2016 / 6:16 am

    Maravillosa lectura. Gracias

  13. Ramiro marzo 26, 2016 / 8:30 pm

    Estupendo trabajo he estado allí y lo retratas tal cual ,gracias

  14. Mónica mayo 31, 2016 / 7:17 pm

    .Quedé anonadada por su historia y sus fotos Viajar a ese lugar no puedo , soy una jubilada argentina .Solo me queda darte las gracias por tu tiempo empleado ,es esto realmente bello y enigmático.

  15. CRISTOBAL julio 9, 2016 / 12:06 pm

    Estupenda narración del lugar, recientemente lo he visitado y es IMPRESIONANTE digno de visitar.

  16. Ana Laura noviembre 3, 2016 / 12:42 am

    Hola, mi hijo hoy estuvo ahí. Y me pasó éste link para q lo leyera. El vive en Malaga y está vacacionando en Lisboa. Mañana va a ir nuevamente a Sintra.
    Te cuento q después de leer esto, ni bien junte algo de dinero, cuando vaya a visitar a mi hijo, lo primero q voy a hacer es visitar éste maravilloso y enigmático lugar. Soy de Argentina. Gracias por éste hermoso cuento de adas y misterios

  17. Leticia Mayagoitia Kondo noviembre 20, 2016 / 6:42 pm

    Yo desde que vi lo de la torre invertida y toda su informacion , senti que yo pertenezco a ese mundo es tanta mi coneccion que ansio conocer . Estoy triste pues habia decidido que con mi retiro iba a efectuar ese viaje y para mi sorpresa me acabo de enterar que mi retiro tal vez nunca me lo den. No hay dinero en Mexico por todos los gobernantes corruptos que se roban todo el dinero del pueblo y no les hacen nada. Que tristeza no lograr mi sueño. Leticia

  18. Getxo enero 16, 2017 / 6:59 am

    Simplemente espectacular!! Sólo con leerlo puedes meterte en el Palacio, viviendo cada detalle.. Sin duda nos ha servido de gran ayuda.

  19. MARI ELENA GUJIS marzo 2, 2017 / 5:40 pm

    espeluznante por momentos… y excelente el relato..!!

  20. Mary Jo marzo 4, 2017 / 6:21 pm

    Gracias por tu relato, Marcopolino.
    Acabamos de llegar de Portugal y estamos deseando volver. También nosotros sentimos esa necesidad.
    Nunca supimos que Síntra existiese. Pero nunca amigo colgó varias fotos de su visita a Lisboa, a Síntra. Había una del pozo iniciático y me quedé varios minutos extasiada con esa imagen.
    A caso la recordaba? La había soñado? Por qué me atraía tanto esa torre invertida si sólo se veían sus parecer circulares cubiertas de musgo?
    Era una visita necesitada y entramos en Síntra. Ya al bajar del tren notamos que el frío y la humedad del día no podían disipar esa sensación tan peculiar que habitaba en el aire. Hicimos el camino hasta la Quinta a pie. Nos iban saludando distintas fuentes al lado izquierdo de la calzada. Preparándonos para el impacto de sus muros, de su fachada manolina. Entramos alborotados y expectantes. No habíamos leído nada acerca del lugar antes del viaje. Pero, tal vez por instinto, en cada esquina nos llamaban la atención los detalles aquí descritos. Como si los reconociésemos aún siendo ignorantes de ellos y de sus significados.
    Pasamos allí toda la jornada y salimos a la calle conjunto extraño sentimiento de descanso, ligeros, felices. Tantas horas, tanto frío, tanto subir por los caminos hasta tocar con los dedos el muro que bordea la Quinta en la parte más alta del bosque. Y salíamos de allí ausentes de agotamiento alguno y con los pies frescos, como si no hubieran caminado tanto.
    Al subir al tren lo notamos. Salir de Síntra era volver a entrar en un mundo, el nuestro, el actual, que nada tenía que ver con aquellas sensaciones. Nada.
    Llegamos a España e iniciamos la búsqueda de información. Cada línea nos ayuda más y más a mantener la paciencia hasta que podamos volver. Y queremos volver pronto.
    Antes de que el tiempo apague esta agradable sensación interna que nos trajimos de Síntra.
    A quien sueñe con visitar Sintra, feliz viaje hacia ti mismo.
    Un saludo.

  21. Alicia Betancourt julio 15, 2017 / 4:57 am

    Muy buen camino para iniciar una novela histórica Marcopolito 56. Voy en Septiembre a Portugal y pensé, lluvia de ideas…vi la foto en varias ocasiones del pozo iniciático, y me llamaba…le dije a mi esposo. Quiero ir a ese lugar, ojalá sea en Portugal porque revuelven fotografías de muchos países de repente. y zaz. Que encuentro tu bello ensayo. Gracias.

  22. Enrique P. julio 29, 2017 / 10:47 am

    Gracias por tu extensa descripción, Marcopolito56. He visitado el año pasado la Quinta y con el desconocimiento total de no saber todo eso que tú explicas detalladamente. Si me gustó muchísimo sin saber todo esto, conociéndolo me hubiera gustado aún más sin duda. Me he prometido volver a verlo todo con la guía de tu descripción detallada, aunque por seguro q en vez de llevarme dos horas alli, tendré q estar el doble,p pero creo q merecerá la pena, pues es uno de esos sitios q cuando sales no te importaría volver a visitar algún día. He conocido tu blog a partir de esta entrada y me gustado mucho como viajero adicto q soy. Gracias por tu tiempo y un saludo.

    • marcopolito56 agosto 1, 2017 / 7:40 am

      Muchísimas gracias por tus comentarios. La Quinta de La Regaleira es un lugar que no deja indiferente a nadie. La misma sensación que has tenido invade a todos los que la vemos por primera vez y enciende la necesidad de volver y dedicarle más tiempo. Es en esa segunda vez cuando descubres nuevas sensaciones. Un saludo.

  23. Cassandra Rock agosto 29, 2017 / 5:51 pm

    Hola. Yo estuve hace tres o cuatro años. Estuvimos dando vueltas por el lugar. Sin motivo, encontre la torre del iniciado y sali por todas las grutas excepto por la torre del imperfecto, que la encontró mi acompañante. Desde ese día no he vuelto a ser la misma. Es un lugar con una energía especial que te acoge, te muestra a través de sus símbolos partes que no conoces de uno mismo. Quiero volver, se que volveré, porque por algún motivo, sigue llamandome el lugar. Muchas gracias por toda la información que aportas en tu blog, me ha servido para entender muchas cosas de las sentí en La quinta da Regaleira. Volveré y volveré varias veces, pero cuando sea el momento. Por cierto, como curiosidad, me encontré con un gato negro en la visita, animal que adoro y que tiene una simbología muy especial para mi y para los egipcios. Muchas gracias otra vez por todo lo que nos has mostrado de este maravilloso lugar.

  24. Javier M noviembre 10, 2017 / 8:04 pm

    Muchas gracias por esta fantástica aventura. Por suerte leí tu relato antes de ir y pude seguir todas tus indicaciones. He difrutado de la visita como nunca imaginé. Este lugar es magnífico y muy entretenido. Ahora, después de haber estado, leo de nuevo y me gusta, si cabe, todavía mas. Gracias de nuevo.

  25. Monica agosto 22, 2018 / 9:19 pm

    Muchísimas gracias por la información, acabamos de estar hoy y aunque he leído tu artículo después me ha enriquecido mucho. La pena es que al haber tanta gente la conexión con uno mismo es más dificultosa. Aun así es maravilloso y espectacular y sin duda te susurra el mensaje que necesitas escuchar este mágico lugar…..

  26. David Ortega septiembre 27, 2018 / 1:39 pm

    Me gustaría me me dijera algo sobre el jardin Victoria en La Orotava ya le envie un correo anterior

  27. Raquel octubre 30, 2018 / 12:03 pm

    Tu relato es particularmente atrapante, he estado en la Quinta en octubre, he recorrido sus jardines tratando de descubrir que historias escondían, subí esas escaleras de piedras sin saber que me esperaba, me he perdido entre los laberintos rogando encontrar la salida y finalmente me sorprendí al chocarme con el pozo iniciatico, Que así de la nada se apareció ante mis ojos como llamándome a descender. Sorprendente, sin palabras para describir el momento del descenso, te atrapa la sorpresa de desconocer que es lo encontrarás al llegar al final o al principio? de la Torre.
    Sin duda ha sido el lugar más enigmático que he recorrido.
    Mi consejo para aquellos que lleguen a visitar Portugal no dejen de incluir en sus paseos al pueblo de Sintra. Maravilloso e inolvidable destino

  28. maria rosa agosto 21, 2019 / 8:13 am

    estuve alli y a través del relato pude revivir ese día maravilloso en el que conocí algunos de esos castillos.

  29. Clementina Barriga Manrique enero 17, 2020 / 10:20 am

    Excelente relato que guía al visitante. Ayer estuvimos con mi hijo MiguelEnrique y su hija, fue fascinante la experiencia. Además, nos acompañó una lluvia torrencial y la curiosidad de mi nieta Quetzalli Violeta (9 1/2)años. Gracias por ilustrarnos. Valdria la pena volver a visitarlo, no en invierno, sino en otra estación para poder gozar de los jardines en su esplendor. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s